viernes, 23 de enero de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA


No sea esclavo de las circunstancias, sea el dueño de la situación. De nada vale ser alegres y amables solamente cuando las condiciones de nuestro entorno son favorables y las personas nos tratan con simpatía. Lo importante es ser amables y atentos espontáneamente bajo cualquier circunstancia. El ambiente que nos rodea se transforma conforme nuestra mente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada