martes, 16 de junio de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA




Libérate de lo que te mantiene atado al pasado
Cada vez que sucede algo que nos desagrada, o que alguien tiene una actitud que no nos gusta, en vez de tratar de cambiar las cosas “allí afuera” podemos pedir, como en una oración, que “por favor sea sanada la parte de mi mente que creó este problema (o el conflicto o la actitud de la otra persona, etc.)”.
También podemos decir mentalmente: “Lo siento, Te amo, Por favor perdóname, y Gracias” dirigiéndonos a la Divinidad.
Esto debe aplicarse con una actitud de serena alegría, no con culpa y remordimientos.
Y por último, pero tal vez lo más importante, debemos haber comenzado a intuir, a través de la experiencia, que en realidad somos nosotros los que creamos o atraemos estos problemas.
Si seguimos pensando que somos “las víctimas” de los demás o de las circunstancias externas, nada podrá cambiar la situación aunque practiquemos lo que practiquemos.... Sólo TU eres responsable de como sean tus días, no trates de medir fuerzas y orgullos con nadie, simplemente sé TÚ mismo y sana la situación que sea dentro de ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada