jueves, 10 de julio de 2014

Los fibromas uterinos (o miomas) y las causas emocionales




Una de las etiologías principales -aunque no la única- de los fibromas uterinos y por extensión de muchos de los nódulos y quistes, como por ejemplo, los de mama, son, según la medicina tradicional china, las emociones.

Largos periodos de represión, tensión nerviosa, angustia intensa, frustración, soportar circunstancias no deseadas, ira, rabia, ansiedad, excesiva autoexigencia y autocrítica, producirán lo que en medicina china se denomina un Bloqueo o Estancamiento de Qi de Hígado. Este síndrome puede derivar en otros de modo que si este estancamiento se prolonga en el tiempo es muy probable que aparezcan síntomas como cefaleas, vértigos, disfunciones ginecológicas y por supuesto, fibromas y quistes.

El tratamiento debe enfocarse tanto en la parte física como la psíquica o emocional. Orgánicamente es preciso hacer un trabajo para desbloquear el Qi y deshacer el estancamiento y los nódulos o en este caso miomas. Sin son muy numerosos y excesivamente grandes la mayoría de veces resulta muy complicado reducirlos y hay que recurrir a la cirugía. Sin embargo, si se actúa a tiempo, con los primeros síntomas o al descubrirlos en una revisión ginecológica las probabilidades de reducirlos son muy altas.
Sin embargo, es preciso examinar cuidadosamente las emociones, analizar y tomar consciencia de qué es aquello que perturba –o perturbó en el pasado- y remediarlo o aprender a comprenderlo de modo que no se transforme en emociones nocivas. Porque si no se resuelve la raíz del problema –o una de las causas más importantes- puede ocurrir lo que a muchas mujeres a quienes se extirpa quirúrgicamente un quiste o un fibroma y vuelven a reproducirlos.

http://ginecologiamtc.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada