miércoles, 6 de agosto de 2014

REJUVELAC: EL LÍQUIDO REJUVENECEDOR QUE PUEDES PREPARAR EN CASA



El rejuvelac, también conocido como agua de vida, agua purificadora o agua enzimática es un potente rejuvenecedor y restaurador de la salud porque contiene todos los componentes en donde ha germinado vida. Es una bebida llena de probióticos y también se utiliza en la comida vegana para fermentar quesos, hacer limonada o tomar en jugos.

El rejuvelac es un fermento que proviene de la germinación de diversas semillas como alfalfa, trigo, cebada, quínoa entre otras. Por ser un fermento, es un  alimento pre digerido, esto quiere decir que las proteínas ya están descompuestas en aminoácidos y los carbohidratos en azucares simples como dextrinas y sacarinas,  nutrientes que son rápidamente asimilados por el cuerpo con poco gasto de energía. El fenómeno de fermentación es posible gracias a las enzimas, cuando cocinamos los alimentos muchas enzimas se pierden y por eso el trabajo del intestino de recarga generando trastornos digestivos.

 LOS BENEFICIOS DEL REJUVELAC:
Regula la digestión porque ayuda a digerir los alimentos gracias al alto contenido de enzimas, por ello es un gran reductor de flatulencias
Mantiene el colon limpio y sano porque estimula el crecimiento de bacterias benéficas para el intestino como lactobacilos bífida que a su vez eliminan toxinas, impiden el crecimiento de bacterias dañinas, producen ácido láctico y vitaminas del complejo B
Fortalece el sistema inmune para proteger el cuerpo de enfermedades
Desinflama el sistema digestivo, útil para calmar la colitis, gastritis y pesadez




PREPARACIÓN DEL REJUVELAC:

1. Remojar durante 10 a 15 horas la semilla que se prefiera como: lenteja o frijol mungo variedad blanda, ajonjolí, chan, garbanzo, frijol, chía, centeno, arroz o avena en un frasco de vidrio. Te recomendamos utilizar un frasco de vidrio especial para germinados que permita la correcta ventilación y drenaje del agua. Así evitarás malos olores o que se contamine

2. Luego de las 15 horas, escurrir el agua sin enjuagar, cubrir el frasco con una tela y dejar germinar durante 2 a 3 días. Pasado este tiempo, añadir agua limpia, 3 veces la cantidad de semillas germinadas. Cubrir el frasco de nuevo con la tela y dejar en reposo a temperatura ambiente durante 24 horas.

3. Finalmente, escurrir el líquido o rejuvelac que contiene toda la potencia de crecimiento de las semillas que ¡ya está listo para disfrutarlo!

Puede guardarse en refrigeración para tomar cuando se desee y para usar en jugos o para la piel.

 A las semillas germinadas que quedaron en el frasco agregar agua nuevamente y reservar por 24 horas, luego se puede volver a escurrir el rejuvelac nuevamente.

Cuando su sabor este muy ácido y con olor desagradable es mejor recoger el  líquido, botar las  semillas y volver a hacer el procedimiento.

Si tu rejuvelac tiene mal olor se puede deber a varias razones, por tener temperaturas altas a la hora de la fermentación (más de 25 grados Celsius) , las semillas estaban viejas, el contenedor estaba sucio o el agua también estaba sucia.



Autora:  http://mujerholistica.com/author/sara-mercedes-bernal/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada