lunes, 6 de octubre de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA


Ritual de prosperidad
La prosperidad no es sólo algo tangible. Somos prósperos en la medida en que nuestros pensamientos sean abundantes, y qué mejor manera de empezar el día que concentrando la energía en prosperidad.
Dediquen los primeros 5 o 10 minutos de su día (apenas se despierte y aún en la cama) a pensar abundantemente – en vez de concentrarse en los problemas a resolver.
Construyan este hábito y notarán la diferencia.
Qué es pensar abundantemente? Determinen que su día será maravilloso!
Véanse a ustedes mismos durante el día sonriendo y felices!
Tengan pensamientos positivos y remítanse a tiempos en que se sintieron en paz y contentos, y reproduzcan esos sentimientos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada