viernes, 14 de noviembre de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA



Hay muchas personas, muchas vidas en este planeta; demasiado numerosas, de hecho, para llevar la cuenta. De esa inmensa multitud, nosotros nos encontramos maravillosamente, junto a los miembros de nuestra familia como padres e hijos, hermanos y hermanas, esposas y esposas. Si no vivimos con alegría y satisfacción en compañía de aquellos con quienes compartimos un profundo lazo, ¿qué sentido tendría la vida? Si la atmósfera en casa es sombría, ustedes mismos pueden ser el "sol". Su presencia radiante puede iluminar con la luz de la esperanza a su padre, su madre y al resto de la familia.
Daisaku Ikeda.

Síguenos en 
NO TODO ES LO QUE PARECE...  

@NanAraMartin
http://www.pinterest.com/naramartin/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada