lunes, 8 de diciembre de 2014

Los chakras


Para entender el mapa de la conciencia que representa el cuerpo, podemos remitimos a algunas antiguas tradiciones hindúes que han estado estudiando la conciencia durante miles de años, y que utilizan el lenguaje de los chakras. 
Chakra es una palabra sánscrita que significa “rueda” o “vórtice” porque es la forma que tiene. Cada chakra es una sólida bola de energía que interpenetra en el cuerpo físico del mismo modo en que lo hace un campo magnético. 
Los chakras no son físicos. Son aspectos de nuestra conciencia igual que las auras. Los chakras son más densos que las auras, pero no tanto como el cuerpo físico. Interaccionan con el cuerpo físico a través de dos vehículos principales: el sistema endocrino y el sistema nervioso. Cada uno de los siete chakras está asociado a una de las siete glándulas endocrinas, y a su vez a un plexo, es decir, un grupo de nervios. De este modo, cada chakra puede asociarse a partes y funciones concretas del cuerpo controladas por el plexo o por la glándula endocrina asociada a dicho chakra.
Tu conciencia, tu experiencia de ser, representa todo lo que te es posible experimentar. Todos tus sentidos, todas tus percepciones, todos tus posibles estados de conciencia pueden dividirse en siete categorías. Cada categoría puede asociarse a un chakra en concreto. Así pues, los chakras no solo representan unas partes concretas del cuerpo físico, sino también zonas concretas de la conciencia.
Cuando sentimos tensión en la conciencia, la sentimos en el chakra asociado a esa parte de la conciencia y, a su vez, en las zonas del cuerpo físico que están relacionadas con ese chakra. Donde sintamos el estrés depende del porqué sentimos ese estrés. Cuando alguien resulta herido en una relación, lo siente en el corazón. Cuando alguien está nervioso le tiemblan las piernas y la vejiga se debilita.
Cuando hay tensión en una parte concreta de tu conciencia, y por tanto en el chakra asociado a esa parte de la conciencia, la tensión es detectada por los nervios del plexo asociado a ese chakra, que la transmiten a las partes del cuerpo que controla ese plexo. Cuando la tensión continua durante un periodo de tiempo, o a un nivel de intensidad determinado, la persona crea un síntoma en el nivel físico. De nuevo, el síntoma sirve para comunicar a la persona, a través de su cuerpo, lo que le está haciendo a su conciencia. Cuando esa persona cambia algo de su forma de ser, es capaz de liberar esa tensión que ha estado creando ese síntoma y es capaz de volver a su estado natural de equilibrio y salud.


Síguenos en 
NO TODO ES LO QUE PARECE...  


@NanAraMartin
http://www.pinterest.com/naramartin/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada