jueves, 1 de enero de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA



Quienes se levantan cada mañana con un trabajo que realizar y una misión que cumplir son las personas más felices de todas. Cada día es un día de propósitos y satisfacción supremos. Para nosotros, cada día es el Día de Año Nuevo. Por favor, esfuércense vigorosamente con la determinación de vivir cada jornada al máximo, para así inscribir el diario dorado de su vida.

Daisaku Ikeda

Síguenos en 
NO TODO ES LO QUE PARECE... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada