domingo, 18 de enero de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA





Cuando estés abrumado por la preocupación, invoca tu fe interna para que te ayude a transitarla. No te agobies con incógnitas ni permitas que tu imaginación te quite lo mejor de ti. Cambia tu mente para reflejar positivos y sanos pensamientos, y a su vez, cambia las vibraciones a tu alrededor para traer paz y consuelo.
Ángeles Rodeiro

Síguenos en 
Facebook: NO TODO ES LO QUE PARECE... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada