sábado, 7 de marzo de 2015

5 Alimentos para combatir efectivamente las várices

Imagen de varias Cabezas de Ajo


Las várices son alteraciones en algunas arterias que dificultan el retorno de la sangre hacia el corazón. Esta condición o insuficiencia venosa es más frecuentemente observada en los miembros inferiores, los muslos y las pantorrillas.

Una explicación sencilla es que las arterias poseen válvulas que facilitan el flujo de la sangre en una dirección y siguiendo un conducto de arterias que irrigan de sangre los órganos y la transportan por todo el cuerpo, para luego retornar de nuevo al corazón. En algunos puntos de las arterias donde la sangre encuentra mayor resistencia las válvulas que están diseñadas para evitar el reflujo de la sangre, no funcionan correctamente provocando esto una acumulación de sangre que deforma la arteria.
Las várices podrían distinguirse, de manera general en tres tipos: várices propiamente dichas, várices esofágicas (cuando se encuentran en el esófago) y varicocele (cuando estas se encuentran en los testículos).

A continuación los remedios que recomendamos para tratar las várices:

#1 Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana es un maravilloso tratamiento para las venas varicosas. Se trata de un producto de limpieza natural del cuerpo y también mejora el flujo sanguíneo y la circulación. Cuando la sangre comienza a fluir de forma natural, la pesadez (la sensación de que los miembros inferiores pesan mucho) y la hinchazón de las venas varicosas se reducirá en gran medida.

Recomendaciones:

Aplicar vinagre de sidra de manzana sin diluir en la piel sobre las venas varicosas y dar masajes suavemente la zona afectada.
Hágalo todos los días antes de ir a la cama y de nuevo en la mañana.
Continúe este remedio durante unos meses para reducir el tamaño de las venas varicosas.
Añadir dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana en un vaso de agua y revuelva bien.
Beba la mezcla dos veces al día durante al menos un mes para ver resultados positivos.
#2 Pimienta de Cayena o Pimentón

Pimienta de Cayena se considera un tratamiento milagroso para las venas varicosas. Al ser una fuente muy rica de vitamina C y bioflavonoides, que aumenta la circulación sanguínea y alivia el dolor de las congestionadas, las venas hinchadas.

En otro artículo se ha mencionado cómo la pimienta de cayena puede ayudarle a acelerar su metabolismo. Con la pérdida de peso y los beneficios en el nivel metabólico están asociadas también mejoras en la circulación lo que a su vez redunda en mejoras para las várices.

Recomendaciones:

Añada una cucharadita de pimienta de cayena en polvo a una taza de agua caliente y revolver bien.
Beba esta mezcla tres veces al día durante uno o dos meses.
#3 
 Aceite de Oliva

El aumento de circulación de la sangre es esencial para el tratamiento de venas varicosas. El masaje con aceite de oliva puede ayudar a aumentar la circulación, lo que reduce el dolor y la inflamación.

En la comida mediterránea es muy frecuentemente utilizado el aceite de oliva. Hay estudios científicos que sostienen que el uso del mismo en las comidas puede ayudarle a reducir hasta en un 65% el riesgo de padecer deficiencias circulatorias como arteriopatías periféricas más comúnmente conocidas como circulación deficiente en las extremidades inferiores.

Recomendaciones:

Mezcle cantidades iguales de aceite de oliva y aceite de vitamina y calentar ligeramente.
Masajear las venas con el aceite caliente durante varios minutos.
Haga esto dos veces al día durante uno o dos meses.
También puede mezclar cuatro gotas de aceite esencial de ciprés en dos cucharadas de aceite de oliva caliente.
De un masaje al área afectada con esta mezcla.
#4 Ajo

El ajo es una hierba excelente para reducir la inflamación y los síntomas de las venas varicosas. También ayuda a romper las toxinas dañinas en los vasos sanguíneos y mejorar la circulación. Posee un poderoso efecto antimicótico y es un antibiótico natural.

Previene la coagulación de la sangre y esto contribuye grandemente a una circulación más fluída y eficiente. Como beneficio adicional podrá disminuir el colesterol malo (LDL).

Recomendaciones:

Corte seis dientes de ajo y póngalos en un recipiente de vidrio limpio.
Extraiga el jugo de tres naranjas y agregarlo a la jarra. También agregue dos cucharadas de aceite de oliva.
Deje reposar la mezcla durante aproximadamente 12 horas.
Agite el frasco y luego poner unas gotas de la solución en los dedos.
Masajear las venas inflamadas con la solución en un movimiento circular durante 15 minutos.
Envuelva el área con un paño de algodón y dejar toda la noche.
Envuelva el área con un paño de algodón y dejar toda la noche.
Repita esta rutina todos los días durante varios meses.
#5 Rusco

El rusco es muy útil para aliviar los dolores y molestias de las várices. Esta hierba contiene compuestos conocidos como ruscogeninas que ayudan a reducir la inflamación, mientras que constriñe las venas debido a su actividad anti-inflamatoria y anti-elastasa.

Tome 100 mg de suplementos de rusco tres veces al día (luego de consultar con su médico de cabecera). Este suplemento es creado a partir de las raíces y las semillas de la planta, contienen vitaminas B y C así como también el calcio, cromo, magnesio, manganeso, potasio, selenio, silicio y zinc.

Estos nutrientes ayudarán a reforzar, fortalecer y reducir la inflamación en las venas, así como mejorar el flujo sanguíneo a las piernas.


Nota: Las personas con presión arterial alta o la hiperplasia benigna de la próstata no deben tomar esta hierba sin consultar a un médico.


Fuentes: Wikipedia y Top 10 Remedies

http://perfectasalud.org/

Blog: http://universodeluzyamor.blogspot.com.ar/
Facebook:https://www.facebook.com/nnotodoesloqueparece
Twitter: https://twitter.com/NanAraMartin
Pinterest: http://www.pinterest.com/naramartin
Google+: google.com/+NancyMartinuniversodeluzyamor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada