domingo, 12 de abril de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA




 Alguien me enseñó... 
Que la vida puede acabar en cualquier momento, no sabes cuál será tu última fotografía o tu última sonrisa, por eso hay que disfrutar cada día.
Alguien me enseñó....
A ser consciente del privilegio de la vida.
A responder con ello a los talentos que Dios me ha dado.
A ser feliz, siendo yo mismo conforme a mi vocación y a
mis sueños.
A tener coraje de ser libre para elegir mis caminos, venciendo
mis temores y asumiendo las consecuencias de mis actos.
A tener alegría para construir mi felicidad.
A tener éxitos, pero también fracasos, que me recuerden mi
condición humana, la grandeza de Dios y el peligro de la
soberbia.
A sentirme completo, a amarme y a reconocer que soy único,
irrepetible e irremplazable, y que valgo por lo que soy,
no por lo que tengo.
A tener capacidad de gobernarme.
A querer el presente, elegir el futuro y trabajar para
conseguirlo.
A recordar el pasado, pero no vivir en el ayer; a soñar el
Futuro, sin menospreciar el presente.
A Pedirle a Dios que me perdone mis errores, mis caídas y mis
culpas.
A tener el valor para pedir perdón y a perdonar a otros,
olvidandome de los rencores.
A renacer cada día.
A sentir que Dios vive en mí y a agradecerle su infinito amor,
su entrega incondicional y su presencia.
A dejar de sobrevivir y a atreverme a vivir.
A ser completo, no sustituto, menos objeto, a saber
querer, saber decir si pero también no.
A hacer de cada día un día especial para los demás y y para mí.
A entender que, al igual que otros, se puede ser buen
hijo, hermano, esposo, guía y amigo.


Blog: http://universodeluzyamor.blogspot.com.ar/
Facebook:https://www.facebook.com/nnotodoesloqueparece
Twitter: https://twitter.com/NanAraMartin
Pinterest: http://www.pinterest.com/naramartin
Google+: google.com/+NancyMartinuniversodeluzyamor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada