lunes, 31 de agosto de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA




“Me abro a recibir las bondades del Universo.
Me abro al bien, a la belleza, a la abundancia, a la salud, al gozo.
Me abro a la libertad plena.
Me abro a la alegría de vivir.
Me abro a recibir, sin condiciones ni peros.
Me abro a manifestar la Luz en el planeta Tierra.
Me ofrezco como canal de la Luz, para anclarla cada vez con mayor intensidad.
Estoy totalmente libre de miedos y de dudas.
Me abro a ser un instrumento de la Luz en el planeta.
Confío plenamente en la guía divina y permito que se me utilice como instrumento de la Luz.
Soy testigo y partícipe de la manifestación plena de la Luz y el Amor Uno en esta Tierra.
Celebro y agradezco el vivir hoy encarnada en el planeta.
Estoy dispuesta a encarnar la Unidad aquí y ahora.
Pido ser guiada en mi accionar, para el bien de todos y de Todo Lo Que Es.
Soy una célula en el cuerpo de la humanidad, y soy en servicio a la totalidad.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada