martes, 10 de septiembre de 2013

Cómo reducir el ácido úrico con remedios naturales




El exceso de ácido úrico en nuestra sangre provoca que este se concentre en algunos lugares, como las articulaciones, formando cristales de urato que producen inflamación y causan dolor. Es común que afecte a pequeñas articulaciones como el dedo gordo del pie o los de las manos, aunque también puede darse en las juntas de otros huesos. Esta problemática suele estar relacionada con la alimentación y los altos niveles de ácido úrico pueden derivar en enfermedades como la gota. Algunos consejos sobre cómo reducir el ácido úrico con remedios naturales:

En primer lugar, deberás eliminar de tu dieta determinados alimentos que hacen que se eleven los niveles de ácido úrico, como son las carnes rojas, el marisco, el tomate, las bebidas alcohólicas, bebidas con gas.
De la misma forma, será fundamental que bebas mucha agua para reducir así el ácido úrico, puesto que es a través de la orina que eliminamos esta toxina de nuestro cuerpo.
Uno de los remedios naturales que puedes usar para reducir los niveles de ácido úrico es el consumo de alcachofas, ya que este vegetal cuenta con propiedades diuréticas que ayudarán a que el ácido úrico sea eliminado a través de la orina. Una buena forma de aprovechar sus beneficios es hervir alcachofas y, además de comerlas, beber el caldo resultante del proceso de ebullición.
Asimismo, la cebolla también ayuda a depurar el organismo y prevenir así problemas con el ácido úrico. Como en el caso anterior, también se recomienda hervir cebolla agua con el jugo de un limón y tomar un par de tazas al día.
Las manzanas también serán unas buenas aliadas en la lucha contra el ácido úrico y, una vez más, el agua de manzanas. Deberás hervir tres manzanas troceadas en un litro y medio de agua durante aproximadamente media hora. A continuación, tendrás que filtrarla y bebértela luego.
Por otro lado, también se recomienda el consumo de fresas para rebajar los niveles de ácido úrico de la sangre. Así como también podrás optar por preparar una infusión a partir de hojas o raíces secas de la planta de la fresa.

También el zumo de limón suele ser muy bueno para eliminar el exceso de ácido úrico. Lo ideal es hacer una especie de "cura del limón", en donde exprimirás cada mañana el zumo de una unidad y te lo beberás durante tres semanas y en ayunas. Los especialistas recomiendan beber los sorbos lentamente y envolviéndolos en saliva para que pueda ser asimilado más fácilmente.

Como siempre, una correcta hidratación, una actividad física abundante y una alimentación sana son los puntos principales de la cadena para poder frenar la escalada del ácido úrico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario