miércoles, 27 de agosto de 2014

Antibióticos Naturales



El ajo

Considerado uno de los mas potentes antibióticos naturales. El ajo posee propiedades antibacterianas y es eficaz contra los hongos. Por su contenido en compuestos ricos en azufre, es uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio (gripe, bronquitis, faringitis, etc…), digestivo (putrefacciones intestinales, diarrea, etc.) o excretor (infecciones renales, cistitis, etc.)

Es famosa la historia de ” El vinagre de los 4 ladrones ” , que nos cuenta como en 1721 cuatro condenados a muerte fueron dejados en libertad con la condición de que enterraran a los muertos de la peste de Marsella. Parece ser que no se contagiaron porque bebían vino con ajo. Especialmente indicado para calmar la tos de origen bacteriano con funciones de expectorante.

Por sus propiedades bactericidas, resulta especialmente indicado cuando el dolor de oídos responde a un infección interna del oído medio.

El uso debe ser ingiriendo el ajo crudo, o en capsulas de ajo o tabletas, asegurándonos siempre de que no contengan recubrimiento de azúcar y tengan un contenido de ajo por encima de 1.000 mg por unidad. Tomaremos una capsula cada 6-8 horas si deseamos usarlo como antibiótico natural.

Extracto de semilla de pomelo

Considerada desde muy antiguo un excelente desinfectante y otro de los mas potentes antibióticos naturales de amplio espectro. Es muy recomendado su uso, ya que ha sido demostrada su efectividad contra hongos, bacterias, virus y protozoos.

En 1980, en un pequeño pueblo de Florida, el doctor HARICH, aficionado a la jardinería, observó que las semillas de pomelo que se encontraban en su compost no se pudrían. Por curiosidad, el doctor, físico e inmunólogo de renombre, decidió analizar más detenidamente el extraño fenómeno y descubrió que los componentes de esta simple semilla tenían unas inauditas propiedades germicidas. A partir de entonces se comenzó a obtener el extracto de las semillas de pomelo para aplicarlo a diferentes usos en la salud.

Es utilizado en la industria alimentaria para higienizar el pescado y las aves. El extracto de semillas de pomelo es usado desde hace años en las infecciones de garganta, en infecciones gastrointestinales, etc.

El extracto de semillas de pomelo lo podemos encontrar en gotas para los oídos, sprays para uso tópico, capsulas y tabletas, liquido para enjuagues, etc.

Equinacea

La principal virtud de la equinácea radica en sus propiedades antimicrobianas en contra de bacterias, hongos y virus que la configuran como una auténtica alternativa a los antibióticos químicos. Esta planta se considera uno de los mejores aliados de los antibióticos naturales. La razón de esta potente alianza se debe a su capacidad para estimular el sistema inmunitario, produciendo más glóbulos blancos. La equinacina, el ácido cafeico y el ácido chicórico son los componentes que producen esta estimulación.

Propóleo

El cuarto de los antibióticos naturales es el propoleo. El propoleo (Pro-antes,Polis-ciudad=defensa de la ciudad), es la sustancia resinosa que las abejas recolectan de las yemas de los árboles y de algunos vegetales.

El propóleo es rico en ingredientes activos, incluyendo flavonoides y aceites esenciales por lo que un eficaz antibiótico, bacteriostático y bactericida activo frente a estafilococos, estreptococos, salmonellas, bacilus subtilis, proteus vulgaris; se debe esta acción a su contenido en ácido fenólico, ácido ferúlico, galangina y pinocembrina.

Las capsulas de propóleo de 500 mg pueden tomarse al detectar el menor síntoma de infección. Al igual que en el caso de la mayoría de los antibióticos alopáticos, debe consumirse cada 6-8 horas.

Aceite esencial del árbol del te

El quinto y ultimo de los antibióticos naturales que trataremos en este artículo es el Aceite esencial del arbol del te. El aceite esencial del árbol del té, obtenido de las hojas y ramas tiernas de Melaleuca alternifolia, se caracteriza por su riqueza en terpinen-4-ol. Este compuesto se considera el principal responsable, junto con otros constituyentes como α-terpineno, g-terpineno y α-terpineol, de las acciones antibacterianas, antifúngicas, antiprotozoaria frente a tricomonas, antiinflamatoria y antioxidante del aceite esencial. Además en el caso de heridas abiertas tiene efectos cicatrizantes por su contenido antibiótico.

Por lo tanto es efectivo en todos los casos de problemas respiratorios, constipados, dolores musculares en general y en la curación de heridas. También actúa como antiinflamatorio, cuida la piel problemática (granos, acné) el cuero cabelludo (grasa). Es un repelente para los mosquitos y en caso de picadura de cualquier insecto ayuda quitando el picor . Para los animales se puede usar contra las pulgas, mezclando unas gotas con agua rociando el animal.



Recuerda, en caso de infección, modifica tu alimentación y recuerda los beneficios de los antibióticos naturales.
http://laplantamedicinal.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada