jueves, 14 de agosto de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA



“Al hacer la afirmación tendremos la sensación de que no es verdad. Si lo fuera, no habría ninguna necesidad de hacerla. Hacer afirmaciones es cómo sembrar semillas en la tierra. Primero germinan, después echan raíces y después crecen y salen a la luz. Le lleva su tiempo a la semilla convertirse en planta hecha y derecha. Lo mismo ocurre con las afirmaciones. Transcurre un tiempo desde que se hace la primera declaración hasta que ésta se concreta. De modo que hay que tener paciencia.” Todo está bien

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada