lunes, 10 de noviembre de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA



El camino que hemos emprendido puede ser largo, sinuoso, y a veces muy duro, por eso tienes que tener muy claro que cargas quieres llevar encima.
Si quieres seguir avanzando, tendrás que ir soltando algunos de los lastres que te atan, que no te permiten seguir adelante. Dentro de esos lastres pueden estar tus propios miedos, tus dudas, tus incertidumbres. Tendrás que aumentar tu fortaleza y tu auto-confianza para que no aparezcan esos fantasmas que te hacen sentir incapaz de trabajar por hacer realidad tus sueños.
También deberás apartar de tu camino a aquellas personas que no tengan la capacidad de aportarte algo positivo en tu vida. Si no puedes con tu carga... ¿Cómo vas a responsabilizarte en llevar el peso ajeno?
Aprende a seleccionar lo que realmente necesitas, borra de tu mente experiencias pasadas que no te ayudan a evolucionar, trabaja día a día tu fe en ti mismo, y no olvides que tu actitud es el motor para que logres llegar a tu destino.



Síguenos en 
NO TODO ES LO QUE PARECE...  

@NanAraMartin
http://www.pinterest.com/naramartin/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada