sábado, 20 de diciembre de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA




Cuando estamos dispuestos a hacer cambios positivos en nuestra vida, atraemos todo lo que necesitamos para que nos ayude.



Todos los acontecimientos que tienen lugar en mi vida y todas las personas con las que me relaciono me enseñan valiosas lecciones.

Mi vida viene en oleadas, con experiencias de aprendizaje y periodos de evolución y renovación.

Necesito partir del espacio de amor de mi corazón y considerar a cada persona en este planeta alguien que necesita ser amado y valorado.

Veo ante mi un futuro plenamente feliz y dichoso.

Me visualizo en el futuro sintiendo todavía más alegría y felicidad. Me construyo un mañana lo más sano, brillante y dichoso que pueda. Es mi vida. La vivo como realmente deseo.

Y así el mundo será unlugar mucho mejor para vivir.

Estoy dispuesto a cambiar y a crecer

Estoy dispuesto a aprender cosas nuevas porque no lo sé todo.

Estoy dispuesto a dejar atrás los conceptos viejos que ya no funcionan para mí.

Estoy dispuesto a ver las situaciones que creo a mi alrededor y a decir: Ya no quiero seguir haciendo eso.

Síguenos en 
NO TODO ES LO QUE PARECE... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada