sábado, 14 de marzo de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA




Cuando el espíritu del Gran Alquimista sopló el aliento de vida 
en el hombre, el fuego del Espíritu creador colmó el tabernáculo de barro.
Un dios en embrión ha nacido.
Ninguna cosa que ate es amiga del alquimista; sin embargo, la meta de éste es atar el alma a la cita inmortal, para que el pacto de la vida pueda ser santificado en cuanto sea aceptado el precioso regalo de la identidad individual.
Ahora bien, la identidad del alquimista ha de encontrarse en la orden ¨Crea!¨
Y para que pueda obedecer, las ardientes energías de la creación le son dispensadas a cada instante.
Como cuentas de cristal que se deslizan por un hilo cristalino, las energías de la esencia creadora de la vida descienden hacia el cáliz de la conciencia.
Sin detenerse, ni aplazar su curso establecido, caen de continuo en el depósito del ser del hombre.
Saint Germain


Blog: http://universodeluzyamor.blogspot.com.ar/
Facebook:https://www.facebook.com/nnotodoesloqueparece
Twitter: https://twitter.com/NanAraMartin
Pinterest: http://www.pinterest.com/naramartin
Google+: google.com/+NancyMartinuniversodeluzyamor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada