miércoles, 8 de abril de 2015

Remedios para los talones agrietados




Si sus talones no tienen buen aspecto y están poco cuidados, desgraciadamente no podrá lucir esas chanclas que tanto le gustan este verano!

Esta es nuestra lista de los 10 mejores remedios caseros para lucir unos talones sanos. Aprenda cómo tratar fácilmente los talones agrietados!

limón, sal, glicerina, mascarilla de agua de rosas:
El primer paso para tener unos pies bonitos es tenerlos sanos,  por eso esta mascarilla para los pies es un remedio casero perfecto para los talones agrietados.

Coja un recipiente y llénelo con agua caliente para sumergir los pies, añada y la sal, el jugo de limón la glicerina y el agua de rosas. Sumerja los pies durante unos 15-20 minutos en el agua.

Utilizando una piedra pómez o un raspador de pies, frote los talones y los lados de los pies.

Mezcle 1 cucharadita de glicerina sin diluir, 1 cucharadita de agua de rosas y jugo de 1 limón, a continuación aplíqueselo sobre sus talones agrietados. Dado que es mezcla pegajosa,  si quiere puede ponerse un par de calcetines y dejarlo actuar toda la noche. A la mañana siguiente enjuáguese con agua tibia.

Repita estos pasos durante unos días hasta que los talones estén sanos y suaves.

2 Aceite vegetal:

Tener la piel de los talones seca es una de las razones principales para que se agrieten. Este remedio casero es para combatir la sequedad.

Después de lavar y limpiar los pies seque los  completamente, aplique una capa de aceite vegetal en las partes agrietadas de los pies.

Póngase un par de calcetines gruesos y deje actuar toda la noche.

Por la mañana, lavar bien los pies y repetir durante algunos días para obtener unos pies suaves y cicatrizados.

Plátano o mascarilla de plátano y aguacate:
Utilice la pulpa de un plátano maduro y aplíqueselo  sobre las zonas agrietadas del talón y pies. Déjelo actuar durante unos 10 minutos y láveselos.

También puede hacer una mascarilla de pies casera con un plátano maduro y aguacate.

Coja un plátano maduro y la mitad de un aguacate, o la mitad de la pulpa de un coco (coco verde). Mezcle todo bien en con una licuadora.

Aplique  una capa gruesa de esta pasta cremosa sobre los talones y los pies.

Los aguacates y  el coco son ricos en varios aceites esenciales, vitaminas y grasas, esta pasta le ayudará a tratar los talones agrietados y mantenerlos suaves e hidratados.

Vaselina y el jugo de 1 limón:
Limpie y seque sus talones. Una vez que estén bien limpios, poner a remojo los pies en agua caliente durante unos 15-20 minutos.

A continuación Enjuague y seque.

Mezcle 1 cucharadita de vaselina y el jugo de un limón. Frote esta mezcla sobre los talones y otras partes agrietadas del pie, hasta que la piel lo absorba.

Aplique esta mezcla antes de ir a la cama, durante la noche, con un par de calcetines de lana, ya que estos calcetines ayudan a mantener el calor corporal y aumentan la eficacia de la mezcla.

Aclarar los pies por la mañana.

cera de parafina:
Este es especialmente un buen tratamiento si usted tiene los talones agrietados y además le duelen.

Coja un poco de cera de parafina y mézclelo con aceite de mostaza o aceite de coco.

Caliente la mezcla en una sartén hasta que la cera se derrita totalmente. Y deje enfriar la mezcla a temperatura ambiente. Cuando haya enfriado, aplíquelo sobre sus pies. Para obtener mejores resultados, aplíqueselo  antes de ir a la cama y póngase un par de calcetines.

Aclárese los pies por la mañana.

Miel:
La miel es buenísima para hidratar los pies y además tiene grandes propiedades antibacterianas.

Mezcle una taza de miel en medio cubo de agua tibia.

Remoje sus pies durante unos 15-20 minutos.

Frote suavemente para obtener unos pies suaves e hidratados.

Harina de Arroz:
Haga este exfoliante que va muy bien para los pies.

Coja 2-3 cucharadas de arroz molido y añada unas cucharadas de vinagre de sidra de manzana y miel para hacer una pasta gruesa.

Si los talones están extremadamente secos y agrietados, añada una cucharada de aceite de oliva o aceite de almendras dulces.

Remoje sus pies en agua tibia durante 10 minutos y frote suavemente con esta pasta para eliminar la piel muerta de los pies.

El aceite de oliva:
El aceite de oliva virgen es uno de los remedios más naturales para conseguir unos talones sanos suaves y lisos.

Aplique un poco de aceite de oliva virgen extra con la ayuda de un algodón y masajee de forma circular suavemente sus pies unos 10-15 minutos.

Use un par de calcetines de algodón grueso y enjuágueselos  después de una hora.

A continuación, mezcle 1 cucharada de aceite de oliva, unas gotas de aceite de limón o aceite de lavanda en una botella pequeña y añada la misma cantidad de agua a la misma. Mézclelo bien para obtener una solución espesa.

Aplique esta crema casera en sus pies un par de veces en el día y también antes de acostarse.

Avena:
Coja 1 cucharada de harina de avena en polvo y un poco de aceite de jojoba para hacer una pasta espesa.

Aplique esta sobre sus pies, especialmente en los talones y las zonas agrietadas.

Déjelo actuar en los talones alrededor de media hora y enjuague con agua fría después para terminar séquese los pies bien.

Haga esto días alternos para eliminar todas las grietas.

Aceite de Sésamo:
Aplicar aceite de sésamo sobre los talones y las zonas agrietadas cada noche antes de irse a la cama. Este es un gran remedio casero para los talones agrietados.

Masajee bien hasta que se mezcle en la piel.

Haga esto cada noche para deshacerse de las molestas grietas y obtenga unos talones sanos y suaves.

http://ecoremedios.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada