jueves, 28 de mayo de 2015

EL PODER DE AROMA…



Nuestro sentido del olfato es la modalidad de primera línea por la que experimentamos el mundo que nos rodea; sin embargo, muchas personas pueden subestimar su importancia. En comparación, los seres humanos tienen un sentido del olfato más débil que de muchos animales, ya que estos, deben utilizarlo para el sostenimiento de sus funciones básicas en la vida, tales como seguimiento de los alimentos, la identificación de un compañero, entre otros. Aunque nuestra nariz puede no ser tan aguda como la de un sabueso, todavía se puede detectar miles de variedades de olores en cantidades infinitesimales. Sólo en los últimos años los investigadores han comenzado a desbloquear las complejidades que conforman el sentido del olfato y, a su vez, han informado de que la sensibilidad al olor, es en realidad mucho más importante que antes. De hecho, nuestro sentido del olfato está directamente relacionado con nuestros perfiles de salud física y mental.

EL AROMA DE LOS ACEITES ESENCIALES
Cuando se trata de aceites esenciales, sus poderosos aromas fragantes, son lo primero que percibimos al desenroscar la tapa de la botella. Por definición, los aceites esenciales son una rica mezcla de compuestos aromáticos volátiles. Debido a su volatilidad, el aroma es en realidad una característica intrínseca a los aceites esenciales, o en otras palabras, los aceites esenciales son su aroma.

Aroma en un sentido "químico" significa que los compuestos individuales (en este caso, los componentes de aceite esencial) son capaces de interactuar con (olor) los receptores olfativos en la nariz. No todos los tipos de compuesto provocan una aroma, debido a que los compuestos tienen que ser muy pequeño y se evapora fácilmente en el aire. La química de los aceites esenciales varía ampliamente de aceite de petróleo, lo que explica por qué los aceites esenciales poseen tales aromas muy diferentes, y por lo tanto, nos afectan de diferentes maneras.

¿CÓMO NOS AFECTA A PERFUME?
Una de las características más estudiadas en la investigación del aroma es el efecto del olfato en las emociones y estado de ánimo. Por ejemplo, hay pruebas convincentes de que demuestra que simplemente inhalando el aroma de un aceite esencial es eficaz para calmar los sentimientos de nerviosismo o ansiedad en una variedad de configuraciones. Los receptores olfativos se encuentran en la superficie superior de la cavidad nasal hacen vínculos directos con el sistema límbico del cerebro, un área que regula las respuestas emocionales del cuerpo. Esta estrecha relación entre el aroma y la emoción se hace evidente en nuestra vida cotidiana, y vemos como ciertos olores desencadenan recuerdos o sentimientos específicos. Algunos aromas impactan directamente en el estado de ánimo (por ejemplo, calmar, equilibrar o tonificante), mientras que otros provocan recuerdos de una experiencia específica, a menudo uno atado a una fuerte emoción. Nuevas investigaciones, también han ayudado a reconocer que los beneficios del aroma se extienden mucho más allá de la regulación emocional. Además de influir en la región límbica del cerebro, centros olfativos están también estrechamente vinculados con el hipotálamo, un área del cerebro apodado familiarmente el "centro de control visceral", ya que controla las funciones fisiológicas de todo el cuerpo. El hipotálamo ejerce su poderosa influencia interactuando directamente con la glándula pituitaria, o "glándula maestra", una pequeña glándula situada en el cerebro. La glándula pituitaria secreta hormonas implicadas en la regulación de la presión arterial, el hambre y señales de sed, la función tiroidea, los ciclos de sueño, la producción de hormonas sexuales, y la memoria, entre otras cosas. Debido a la relación directa del sistema olfativo a esta área del cerebro, el aroma es capaz de interactuar directamente con el hipotálamo, que influyen en la neuroquímica de todo el cuerpo, y, a su vez, potenciando los resultados de salud de gran alcance.

Hay muchas formas aceptables de utilizar los aceites esenciales por sus propiedades aromáticas. Un método consiste en difundir el aceite en el aire. No sólo la difusión hacen que el aceite tenga acceso al cuerpo, pero la investigación indica que también hay beneficios de purificación de aire cuando es por difusión de aceites. Cuando la difusión de aceites, se hace con el uso de aire frío o hidrodifusión, es la mejor forma, porque quemar o calentar los aceites esenciales puede alterar su delicada química. Si un difusor no está disponible, simplemente dejando caer los aceites esenciales en la palma de la mano y luego de captación alrededor de la nariz y respirar profundamente es un método conveniente para el uso de aceites esenciales en cualquier momento, en cualquier situación.

Aunque hay muchas maneras de que los aceites esenciales pueden aplicarse, se ha encontrado que la exposición diaria repetida con el aroma de los aceites esenciales proporciona soporte único y significativo para la función saludable del cuerpo y la mente.

Los aceites esenciales con Certificado Puro de Grado Terapéutico son los más seguros, puros, y beneficiosos disponibles en la actualidad. Debido a su composición molecular natural, estos aceites son fácilmente absorbidos por la piel y se pueden aplicar de forma segura tanto por vía oral como tópica.

Si estás interesado en más información o en las proporciones y mezclas de aceites esenciales, comunícate por mensaje privado y te responderé en la mayor brevedad posible.

FUENTE: dōTERRA blog.com
TRADUCIDO POR: El Herbolario de César


Blog: http://universodeluzyamor.blogspot.com.ar/
Facebook:https://www.facebook.com/nnotodoesloqueparece
Twitter: https://twitter.com/NanAraMartin
Pinterest: http://www.pinterest.com/naramartin
Google+: google.com/+NancyMartinuniversodeluzyamor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada