lunes, 29 de junio de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA




EL PERDÓN
Todos deseamos sentirnos felices y ayudar a que también lo sean las personas con las que nos relacionamos, familia, amigos… Para lograrlo tenemos que liberarnos de todos los sentimientos que nos crean infelicidad. Las energías negativas acumuladas son las más dañinas para nosotros mismos, para nuestras relaciones e incluso nuestro cuerpo físico.
El perdón es la gran transmutación de ese sufrimiento, soltándolo y librándonos de manifestarlo en nuestro presente. El perdón es el proceso por el cual nuestro propio dolor se transforma en aprendizaje, brindándonos toda la sabiduría necesaria para sobreponernos y manejar esas situaciones de manera diferente… nos regala una visión diferente del pasado y por supuesto, del presente. Eso significa, que ya no constituye un punto de atracción de mas cosas negativas hacia nosotros, sino un punto de reencuentro con nuestro amor propio, con nuestro amor a la vida y al mundo. Lo que creamos es un NUEVO ESPACIO DE RESPETO.
El pasado es inamovible, pero esto no es importante. Lo importante es lo que ahora hacemos para paliar o anular ese dolor, y podemos hacer mucho. EL PERDON NO CAMBIA EL PASADO, PERO SI CAMBIA LO QUE VENDRA A TU PRESENTE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada