miércoles, 14 de octubre de 2015

REFLEXIÓN DEL DÍA




TE PIDO MI SEÑOR:
Ayúdame a esparcir Tu fragancia
por donde quiera que vaya. 
Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida.
Penetra y posee todo mi Ser tan completamente,
que mi vida entera sea un resplandor de la Tuya.
Brilla a través de mi y permanece tan dentro de mi,
que cada alma con que me encuentre pueda sentir
Tu presencia en la mia.
¡Permite que no me vean a mi sino solamente a Ti!
Quédate conmigo y empezaré a resplandecer como Tú,
a brillar tanto que pueda ser una luz para los demás.
Permíteme predicarte sin predicar,
no con palabras sino a través de mi ejemplo,
a través de la fuerza atractiva,
de la influencia armoniosa de todo lo que haga,
de la inefable plenitud del AMOR
que existe en mi corazón por Tí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada