jueves, 11 de septiembre de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA



“Amo mi cuerpo. Me encanta vivir en mi maravilloso cuerpo. Se me ha dado para que lo use toda mi Vida; lo quiero y cuido amorosamente de él. Mi cuerpo es algo precioso para mi. Amo todas sus partes, por dentro y por fuera, las que veo y las que no veo, todos los órganos, glándulas, músculos y huesos, todas y cada una de sus células. Mi cuerpo responde a esta amorosa atención dándome una salud y una vitalidad vibrantes. Creo paz en mi mente, y mi cuerpo la refleja con una salud perfecta.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada