viernes, 5 de septiembre de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA



Libero todos los sentimientos de carencia y de limitación y acepto con alegría las bendiciones de amor, riqueza y abundancia.
Todo esto decreto para mí y para todos mis hermanos humanos, en total armonía, de manera perfecta según Tu voluntad y bajo Tu gracia divina. Gracias, Universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada