lunes, 24 de agosto de 2015

Cheesecake de Oreo sin horno


cheesecake

Si te gustan los postres y enloqueces también por las galletas Oreo, no busques más, en este post te voy a dejar la receta para que realices en tu casa un rico Cheese cake sin horno que es perfecto para no tener que lidiar con tantos procedimientos engorrosos, son simples pasos tendrás una delicia más para disfrutar en una tarde viendo películas.

Necesitamos

Para la base y decoración

40 galletas Oreo
100 gramos de mantequilla sin sal
Para el relleno del Cheese cake

800 gramos de queso Philadelphia
80 gramos de azúcar
100 ml. de leche
el relleno de las galletas
8 hojas de gelatina sin sabor o bien 25 gramos de grenetina en polvo
Jugo de medio limón
Una pizca de sal
Para la nata montada

400 gramos de nata para montar mejor conocida como crema para batir
40 gramos de azúcar
Procedimiento

Toma cada una de las galletas Oreo y quítales el relleno a una por una, ya sea con una espátula o con un cuchillo, reserva esa crema en un recipiente pues la usaremos para el relleno.

En la licuadora o en un procesador de alimentos agrega las galletas y comienza a triturar, te debe de quedar una consistencia fina (reserva un poco para decorar la parte de arriba) agrega la mantequilla y comienza a formar una pasta con los dedos, debe de quedar perfectamente incorporada la mantequilla y no dejar grumos o trozos muy grandes de ella. En un recipiente desmontable coloca un poco de papel encerado en el fondo y comienza a colocar la galleta con la mantequilla de manera que quede una superficie pareja, cuando ya esté listo mete al refrigerador.

Para el relleno

Pon las hojas de gelatina a remojar en agua fría y espera a que se ablanden, mientras, en una olla anti adherente coloca el relleno de las galletas, el queso Philadelphia, el jugo de limón, el azúcar y comenzamos a revolver, añade la pizca de sal, debe de ser a flama media para que no suba y se pegue. Cuando notemos que los ingredientes se van incorporando agrega los 100 ml de leche aunque todavía tengamos grumos, esto hará que se disuelvan todos éstos y tengamos una consistencia más espesa y fluida. Cuando ya no tengamos grumos es momento de integrar las hojas de grenetina, y mezcla hasta que se disuelvan muy bien, continúa mezclando hasta que rompa a hervir.

En un bowl montaremos la nata, así que es necesario que coloques la crema para batir con el azúcar, con ayuda de la batidora o bien con un batidor de mano revuelve, ten cuidado en este paso, pues si montas demasiado el resultado será una consistencia dura asi que semi monta , es decir, que no quede firme la nata.

Cuando ya esté lista es momento de mezclar la nata ya montada con nuestro queso con movimientos envolventes, puede ser de un recipiente a otro pero con ayuda de un cucharon para que no caiga de golpe el líquido del queso hacia el de la nata. Cuando termines de mezclar es momento de agregar a nuestra base de Oreo, aplanamos la parte de arriba para que quede pareja y metemos al refrigerador mínimo por 6 horas o hasta que cuaje por completo.

Para decorar usa el resto de la galleta y espolvorea por encima del Cheesecake, no quites todavía del molde para que las orillas no se manchen con el polvo de Oreo, puedes hacer las letras de la palabra con moldes de cartón y colocarlos antes de que añadas el polvo.

Y listo, ya tienes un lindo postre que deleitará todos tus sentidos no sólo el de la vista.

http://cocina.linio.com.mx/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada