lunes, 29 de septiembre de 2014

REFLEXIÓN DEL DÍA




Recibe y acepta en tu vida todo aquello que te haga crecer, todo lo que alimente tu alma, todo lo que te ayude a lograr tus metas y desecha todo lo que puede limitar tu crecimiento, no permitas que sentimientos negativos empañen el brillo de tu corazón.
Da grandes pasos para tu aprendizaje, acéptalos como experiencias de vida que tenías que vivirlas para entender y conocerte a ti mismo y así reconocer tu propia capacidad de lograr cambios en tu vida, en la vida de tus seres queridos y todo tu entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada