lunes, 8 de septiembre de 2014

Los pies gritan lo que la boca calla



Baja la mirada y la atención a los pies. Tus pies, tienen mucho que decir sobre tu cuerpo, tu mente y tu espíritu. Sin embargo, la mayoría de las personas no son conscientes de que no se fijan en ellos y de los pocos cuidados que les dedican. ¿Cuántas veces te miras la cara y notas en ella, signos que indican y reflejan, la importancia de haberla cuidado ó de no haberla cuidado? ¿Cuántas veces te miras los pies y notas en ellos, signos que indican y reflejan, la importancia de haberlos cuidado ó de no haberlos cuidado?

¡Los pies gritan lo que la boca calla!

Mirar, observar y cuidar de los pies, no es una práctica habitual entre la mayoría de la población. Sin embargo, es obvio que son los cimientos que soportan todo el peso de nuestra estructura corporal, que con ellos y gracias a ellos, recorremos los caminos de la vida y además, en los pies están reflejados no solamente todos los órganos de nuestro cuerpo físico, sino nuestras emociones, nuestro campo energético y nuestro mundo espiritual. A los Reflexólogos, no nos cabe duda de que estos pequeños órganos: los pies, son un holograma perfecto de todo nuestro Ser y unas partes esenciales del organismo que merecen ser cuidadas.

En los pies queda reflejada tu personalidad

En los pies, se ven marcadas las tendencias, los pensamientos recurrentes; si estos son positivos, las marcas mostrarán que son para beneficio de los pies y por extensión de todo el organismo; si estos son negativos, las marcas mostrarán que son para perjuicio de los pies y por extensión de todo el organismo.

El estrés y las emociones bloqueadas también dejan su huella en los pies. Los desórdenes en la alimentación, en el ritmo del sueño y del descanso y la sobrecarga de toxicidad, se harán claramente visibles en estos pequeños órganos que ejercen de barómetro de equilibrio ó de desequilibrio.

Las personas muy mentales, lógicas y analíticas, tienen los dedos más largos y estirados y las más creativas tienen las puntas de estos, redondas como garbanzos, por la zona plantar. En la zona del arco plantar, cuando hay mucha preocupación mantenida, se forman líneas que parecen olas. Un pie muy cuadrado nos mostrará a una persona con los pies en el suelo, apegada a la tierra y a las cosas materiales, mientras que un arco excesivo dará señales de alguien poco apoyado en lo material y más etéreo.

Los pies representan los cimientos de todo el organismo y la conexión directa con la tierra. Simbolizan la dirección que sigues en la vida, tu posición en el mundo. Todas las zonas energéticas del pie, pueden mostrar aspectos que hablen tanto en positivo, negativo o en neutro. Los pies se dividen en cuatro elementos de cualidad energética cuya combinación entre sí muestra las características de la personalidad del individuo.

Aire

Habla de la percepción mental: de las ideas, ideales, obsesiones, visiones, imaginaciones, creaciones, deseos…

Fuego

Este elemento en equilibrio muestra los sentimientos en el sentido más puro: amor, tolerancia, compasión, perdón, compresión, nobleza, lealtad, compromiso…

Agua

Cuando está desequilibrado este elemento, es símbolo de emociones viscerales: rencor, ira, venganza, arrogancia, odio, intolerancia, inseguridad, miedos…

Tierra

Este elemento se relaciona con los logros materiales, con la dependencia o independencia personal y materia

Por otra parte, los lados derecho e izquierdo del cuerpo muestran también sus características en los pies y delatan otros aspectos relacionados con la personalidad. El pie derecho muestra el “yo racional” la relación con el padre, con la autoridad, la relación con el trabajo, con los temas materiales, económicos, estructurales, pragmáticos, con el aquí y el ahora. El pie izquierdo muestra el “yo emocional”, social, el que necesita del entorno para mostrarse, relacionarse, la relación con la madre, la capacidad de creación en grado supremo, la capacidad de nutrir tanto física como emocionalmente y también muestra el subconsciente, los aspectos sutiles y psicológicos.

¿Por qué no te fijas en tus pies?

Tu respuesta, tal vez sería: ¡Porque están demasiado alejados de la cabeza, como para pensar en ellos! Hoy en día ya tenemos muchísima información acerca de su importancia y esto ha de acortar la distancia de cara a verlos como una proyección del cerebro, tan certera, como para que los pies dejen de ser unos simples pies alejados de la cabeza. ¿Puedes ver ya la importancia de aprender a pensar con y en los pies? Cada paso, cada huella, es tu conexión más cercana con el universo y tu mejor herramienta para cruzar caminos y poder estar en todos los lugares que hayas soñado. Por eso, hay que amar a los pies, respetarlos, escucharlos y cuidarlos.

http://juntandocorazones.ning.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada